24 de junio de 2007

AJISAI & FRENCH TOAST

Estamos en plena temporada de hortensias, asi que (ya os aviso) preparaos para ver unas cuantas a continuacion, porque el sabado amanecio increiblemente soleado y me lance a la caza y captura de las hortensias multicolores que (segun me entere ayer mismo por mi madre, son originarias de Japon)

Ayer me cogi el tren a Fuchu, y en 30 minutos estaba en Bubaigawara, visitando el Kyodo no mori, el parque del Fuchu City Museum.


Una de las cosas que me encantan de Tokyo, es que en menosde 1h estas en mitad del bosque, en montanas preciosas o en un parque increible que parece el campo.






En otra zonas del parque hay una especie de fuente donde se puede meter uno, en principio creo que esta pensada para los crios, pero con la excusa de los nanos, se meten grandes y chicos.

Que os parece? Refrescante, no? Pues venga, otra sesion de flores.

Y para terminar la cronica de Kyodo no mori, una variedad especial de hortensias, con los racimos conicos, en vez de esfericos.

Despues volvi a coger el tren en direccion opuesta a Tokyo, solo un par de paradas, hasta Mogusaen, un barrio o pueblecito de Fuchu que toma su nombre de un precioso parque en la montana, lleno de mesitas para hacer picnic o leer a la sombra de los cerezos durante todo el anyo. El parque esta a unos 500 m de la estacion, 400 de ellos en cuesta del 30% (o mas!), subiendo en zigzag la ladera de la colina en la que se enclava el parque, asi que me arme de valor, y me los subi como una jabata bajo el sol de medio dia (31 grado y 82%HRA). Eso si, hice una paradita tecnica frente a la casa de los enanitos de Blancanieves.


A partir del espejo de la foto, estrategicamente situado en una curva, solo quedaban 150 m, pero de mayor pendiente, pero en cualquier caso,el esfuerzo de escalada bajo el sol, merecio la pena, y al final llegue al parque (aunque,eso si, sudorosa y sedienta).

El parque es mas un bosque que un parque, realmente es una montana cuajada de ciruelos, cerezos, azaleas, glicinas, hortensias, lotus y arces, para asegurarse floracion y colorido a lo largo del anyo. En esta ocasion, reinaban las hortensias, pese a lo cual no habia demasiada gente, lo que me hace pensar que no es un sitio muy conocido, y que podria ser genial para hacer un picnic en Abril, en la epoca de Sakura, o en otonyo, para el cambio de color (cuando los arces se vuelven rabiosamente rojos).

Y despues de contentar al espiritu con tanta flor, me volvi a Tokyo a contentar tambien el cuerpo con el brunch que preparo Linda en la terraza de su recientemente inaugurado piso.

Tostadas francesas (torrijas de pan de molde con sirope de arce) y macedonia de kiwi, regados con zumo de lingonberri (una especie de grosella sueca) y te verde de Kyoto.
Y entre tostada y tostada, charla de chicas sobre coches deportivos, la explosion de Shiespa (que nos tiene consternadas a todas), y planes para pedicura el sabado que viene (seguido de cena en casa de Tomomi, que se ofrecio gentilmente). Las disquisiciones filosoficas sobre el sentido de la vida las dejamos para el invierno...

2 comentarios:

Cowgirl dijo...

Fantasticas las hortensias, Tokyma.
Sacas unas fotos estupendas.

matoki dijo...

La verdad es que el merito no es mio, hay sitios tan bonitos que se fotografian solos, pero de todas formas, me alegro de que te gusten.