10 de abril de 2007

SAKURA LOKURA 2

N0 tenia pensado ir a Heian Jingu, porque ya habia estado alli con mis padresla primera vez que fui a Kyoto, pero tanto Elizabeth como Kita san (una amiga Japonesa de Tokyo que estuvo el viernes en Kyoto de turisteo) me recomendaron acercarme por la tarde, porque habia un espectaculo especial durante el fin de semana, con los cerezos iluminados y un concierto en el lago, asi que despues de entrar en calor con el amazake a la salida del Ginkaku-ji, me fui a Heian Jingu, donde despues de esperar una cola interminable bajo la fina lluvia que nos acompano casi todo el dia, pude disfrutar de uno de los sitios mas bonitos que he visto en mi vida. Para hacer la escena aun mas perfecta, dejo de llover justo al entrar en el templo, y segun se retiraban las nubes, el cielo fue cambiando el color plomizo de la manana por un tono ligeramente azul a la luz del atardecer.

La plaza central, con su templo rojo vivo era tal y como la recordaba, con algun cerezo rosa, que el otono no estaba en flor, pero mas o menos como lo habia visto en Octubre de 2005.




En el lado Oeste de la plaza, una pequena puerta conduce a un impresionante jardin plagado de cientos de cerezos. Los de una variedad especial, llamada “Benishidare” se mezclan con los cerezos blancos y rosa palido tradicionales. Los Benisidare, o cerezos de Heian, son de un rosa fuerte casi fucsia, y las ramas caen como las de un sauce lloron. (en ingles de hecho se llaman “Weeping Cherry”). Con los cerezos iluminados, la estampa era sencillamente magnifica. Os pondre unas cuantas fotos solo para que no os aburrais, pero hice mas de 100 en menos de una hora…

Después de salir del jardin principal, se cruza la plaza central, donde estan los edificios principales del templo, para llegar a un segundo jardin, del lado Este, hacia las montanas. Los edificios rojos parecen brillar en la noche con la iluminacion especial de estos dias.



El Parque del Este, me parecio aun mas espectacular que el del Oeste, entre otras cosas porque la musica del concierto que se celebraba envolvia todo con sonidos realmente magicos.

En el centro del jardin hay un estanque, por supuesto rodeado de cientos de cerezos iluminados, y con un pabellón en el centro, en el que se celebraba un concierto de musica indígena americo-australiana, una especie de New Age- Enya, que con la iluminación nocturna, y el increíble equipo de sonido, transformaban en lago y sus alrededores en una zona magica.


Me daba la sensación de que en algun momento saldrian gnomos y hadas de entre las flores sobre nuestras cabezas…

Para terminar la cronica de este Sabado sakura, os pongo un par de fotitos del lago. Hice unas 20 hasta conseguir estas dos. La segunda no es muy buena, pero ni mi equipo ni mis conocimientos fotograficos dan para mas (Ignacio, te hubieras hartado de hacer fotos, como el dia que fuimos con Makiko al otro templo en Noviembre). De todas formas la segunda foto esta bastante bien, no? Veis el reflejo del pabellón y de los arboles? Sugoiiiiiiiiii ne???

Y después de un dia fantastico, una cena estupenda en casa de Eli y Satoro, con una pareja de amigos japoneses.

Cenamos sushi y “Nabe” un plato tipico de invierno, pero que venia genial por lo desapacible del dia. Nabe significa “cazuela” y básicamente es eso, se coloca una cazuela de barro (con tapa) sobre un artilugio encima de la mesa para calentarla (una especie de founde electrica) dentro de la cazuela no hay mas que agua con “dashi” un caldo concentrado. Alrededor de la cazuela se disponen platos con muchas verduras, trozos de pollo y una cana de bambu cortada longitudinalmente que contiene un preparado de carne de pollo picada, como si fuera para hacer albondigas de pollo. Cuando el caldo esta hirviendo, se van añadiendo las verduras y la carne. La picada que esta dentro de la cana se va empujando con una espátula de bambu, y se deja caer en forma de “albondigas” sobre el caldo. Todo el mundo participa de estas actividades, y después cada uno se sirve en su cuenquito. Cuando se acaba, se repite la historia, asi hasta que el cuerpo resista, o las ingredientes se acaben. En nuestro caso resistimos menos que los ingredientes… después, en el caldo que queda en la cazuela, se pone arroz (previamente cocido) y un huevo batido. Se remueve todo y se deja hervir hasta que se reduce casi todo el caldo, quedando el arroz en forma de “risotto” para terminar la comida. Muy rico y muy interesante! Siento no haber hecho fotos, porque la verdad es que la mesa estaba preciosa, con todos los ingredientes preparados, cortaditos y ordenaditos…
Lo que si os puedo poner es un par de fotos relativas al desayuno del domingo, con las preciosas vistas de la terraza de Eli, frente a una montana salpicada de cerezos y con uno espectacular justo en el jardin de al lado: como disfrutar del arbol sin tener que cuidarlo:





Y para terminar el finde, un viajecito a Kobe, a comer con los Saeki. Por supuesto me llevaron a un restaurante megaguay, en la zona del puerto, donde pudimos hasta ver una boda en la cubierta de un barco anclado junto al paseo... cosas de nipones, sin duda...

Y despues de comer, ceremonia del te en un templo donde la amiga de Itsuko san prepara la ceremonia los domingos. Esta es la maestra que me enseno la ceremonia del te cuando estuve en Kobe (bueno, quiero decir que fui a 2 clases, no que haya aprendido, que para aprender hacen falta cientos de clases...) Aqui no nos dejaron hacer fotos, porque no era una clase, si no una reunion normal de gente que iba a tomar el te segun la tradicion, solo senoras y casi todas con kimono. Itsuko san, Aiya chan y yo eramos casi las unicas que desentonabamos...



Y para terminar, el ultimo cerezo del finde, en la estacion de Shibuya. Bueno, este es de plastico, pero da el pego, eh?

5 comentarios:

Rachel dijo...

Bueno, veo que ya has terminado de colgar todas las fotos...... Alucinante!!!!

Me imagino que verlos en directo tiene que impresionar mucho mas todavia :D

A./ dijo...

El japonés será difícil y los de la Nissan, unos "bakayaro"s de tomo y lomo, pero Tokyma luce envidiablemente feliz. Un saludo.

matoki dijo...

Rachel, espera los proximos post, ya te digo que estoy inmersa en el Flower Power, y cada fin de semana, me toca un sitio nuevo para ver cerezos, o lo que toque!

matoki dijo...

a./ aleon? aleajact? Gracias por entrar. Aqui estamos "ganbatteando" y disfrutando lo posible!

Ignacio dijo...

Pues mira, solo te costó 20 fotos hacer una increible. Es una buena media. :) Y si, yo me volví loco en Kyoto y lo peor es que todavían o me ha dado tiempo a ponerlo en el blog. próximamente!!! :)